BÉISBOLGlobal

Los mánager latinos enfrentan diferentes realidades en 2023

Los cuatro mánager latinoamericanos de Grandes Ligas (MLB) enfrentan realidades totalmente diferentes para la temporada del 2023, que arranca el jueves en 15 ciudades de los Estados Unidos.

Mientras el dominicano Oliver Mármol, de los St. Louis Cardinals, guiará la mejor plantilla de la División Central de la Liga Nacional, los puertorriqueños Alex Cora, de los Boston Red Sox, y Dave Martínez, de los Washington Nationals, entrarán al ruedo con nóminas extremadamente inferiores al resto de su competencia en las zonas occidentales del viejo y nuevo circuito, respectivamente.

El debutante piloto cubano Pedro Grifol camina por un terreno intermedio con una atractiva tropa de los Chicago White Sox, que aunque posee las herramientas necesarias para acabar con el reciente dominio de los Cleveland Guardians en la División Central de la Liga Americana, tiene pendiente sacudirse de su asombrosa incapacidad histórica para ejecutar a la altura de las expectativas.

Los Cardinals inician la defensa de su título divisional del año pasado, recibiendo a los Toronto Blue Jays en el Busch Stadium, los Red Sox serán anfitriones de los Baltimore Orioles en el Fenway Park y los Nationals de los Atlanta Braves en el Nationals Park, en tanto que los White Sox visitarán a los campeones Houston Astros en el Minute Maid Park. Chicago jugará por primera vez en casa el lunes 3 de abril, contra los San Francisco Giants.

Por primera vez desde 1969, la MLB armó un calendario en el que todos sus equipos (30 en la actualidad) estarán en acción el primer día. Además, por primera vez desde la existencia de dos circuitos, todos los equipos se enfrentarán a los otros 29 durante la temporada regular. La Liga Nacional fue fundada en 1876 y la Liga Americana en 1901, pero hasta 1997, cuando iniciaron los juegos interligas, la Serie Mundial era el único escenario de choques oficiales entre representantes de las dos entidades.

Mármol, de 36 años, entra a su segunda temporada con la meta de superar el desempeño del 2022, cuando debutó guiando a los Cardinals a su primer banderín desde 2019 y convirtiéndose en el dirigente más joven en alcanzar la postemporada desde que se creó el sistema divisional en 1969.

El quisqueyano no tendrá en el roster a su compatriota Albert Pujols ni al receptor puertorriqueño Yadier Molina, pero su espectacular roster incluye al vigente Jugador Más Valioso de la liga, el 1B Paul Goldschmidt, al 3B Nolan Arenado, a los lanzadores Adam Wainwright y Miles Mikolas y al prometedor novato Jordan Walker, entre otros.
La mayoría de los modelos de predicciones otorgan a los Cardinals un alto porcentaje de ganar su división y algunos le ubican peleando con Braves, Los Angeles DodgersSan Diego Padres y New York Mets la representación de la Liga Nacional en la Serie Mundial número 119.

Entre los equipos que dirigen latinos, los White Sox de Grifol son los segundo mejor ubicados en las proyecciones del 2023.

En un capítulo más de su manual de como desaprovechar una gran nómina en una división relativamente manejable, Chicago jugó para un decepcionante .500 (81-81) y quedó a 11 juegos de los Guardians en el 2022, con Tony LaRussa, quien fracasó rotundamente saliendo de su retiro para dirigir, después de tener una placa en el Salón de la Fama.

Los White Sox contrataron a Grifol, quien tenía 10 años en la organización de los Kansas City Royals (incluyendo las pasadas tres como coach de la banca en MLB), para tratar de cambiar un poco la cultura en el camerino.

Grifol, uno de los pocos dirigentes activos que nunca jugó en Grandes Ligas, recibió un plantel lleno de talento, encabezado por los cubanos Luis Robert, Oscar Colás y Yoan Moncada, el dominicano Eloy Jiménez y los norteamericanos Tim AndersonDylan CeaseLance LynnLucas GiolitoMichael Kopech y Mike Clevinger.

Cleveland es el favorito para quedar en el primer lugar de su sector, pero si la salud ayuda y algunos de esos bien equipados jugadores dan el salto esperado al próximo nivel, Grifol tendrá una gran oportunidad de por lo menos conseguir uno de los cinco puestos que otorga la liga para la postemporada.

El premier de los mánager latinos es Cora, quien tiene 362 victorias, tres campañas positivas, dos apariciones en playoffs y un título de la Serie Mundial en cuatro años al frente de los Red Sox.

Pero el equipo de Nueva Inglaterra está en una etapa de reconstrucción y relativamente lejos de sus odiados enemigos, los Yankees, y de los Blue Jays y Tampa Bay Rays en la poderosa División Este de la Liga Americana, que el año pasado mandó tres clubes a la postemporada y tuvo a cuatro de cinco con marcas ganadoras, siendo Boston la excepción.

El panorama no luce muy distinto para el 2023. Los Yankees, Blue Jays y Rays vuelven a salir como favoritos, dejando a Boston la pelea con Baltimore por evitar el sótano. La directiva no llenó adecuadamente los enormes vacíos que dejaron el torpedero Xander Bogaerts y el Bateador Designado JD Martínez y el SS-2B Trevor Story comenzará en lista de lesionados.

Después del 3B Rafael Devers, todo el mundo es una incógnita, incluyendo el OF japonés Masakato Yoshida, quien brilló en su país y en el Clásico Mundial de Béisbol, pero al igual que otros de sus compatriotas que dieron el salto en el pasado, será un novato en MLB.

El staff de lanzadores luce mejorado con Kenley Jansen en el bullpen y Corey Kluber y Chris Sale en la rotación abridora. La salud de Sale y Kluber, sin embargo, forman parte de las mayores preocupaciones que tendrá que manejar Cora, de 47 años, en el día a día.

El capataz latino en peor situación es Martínez, quien entra a su sexta temporada al frente del equipo de la capital de la nación. El dirigente también estará en su último año de contrato con una organización en medio de una reconstrucción y un proceso de venta estancado desde febrero, tras el fallecimiento de su dueño mayoritario, Ted Lerner.
Martínez, de 58 años, condujo a los Nationals al primer campeonato de su historia en 2019, pero el club entró en picada desde entonces. Las lesiones del lanzador Stephen Strasburg, el descenso del derecho Patrick Corbin y los cambios de Max ScherzerJuan SotoTrea Turner y Josh Bell, entre otros, transformaron drásticamente el plantel.

Después de ganar 175 juegos en sus primeras dos temporadas, Martínez logró 146 en las últimas dos. Evitar una segunda campaña consecutiva de 100 o más derrotas parece ahora mismo la principal aspiración de Washington, que comparte la División Este de la Liga Nacional con los actuales campeones de liga, los Philadelphia Phillies, y dos de los grandes favoritos para ganarlo todo en el 2023, Braves y Mets, además de los Miami Marlins.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button

Adblock Detected

Desactive su bloqueador de anuncio, Para continuar disfrutando. De las mejores noticias deportivas.