LidomLIDOM

LIDOM: Leones del Escogido con otro inicio para el olvido

Los Leones del Escogido nuevamente se encuentran en una posición poco esperanzadora. Tras haber quedado eliminado en la etapa regular de los últimos dos torneos de la Liga de Béisbol Profesional de la República Dominicana (LIDOM), el combinado capitalino tiene marca de tres victorias y siete derrotas en las primeras diez fechas del calendario de la campaña 2023-24, ocupando el sótano de la tabla de posiciones.

Ante este escenario, la pregunta obligatoria es dónde está el problema para un equipo que hizo importantes inversiones en la agencia libre y conformó un núcleo que al menos en el papel se ve altamente competitivo.

Es sabido que el béisbol cuenta con tres facetas esenciales para jugarse: el bateo, la defensa y el pitcheo. El Escogido ha fallado en dos de estos elementos, lo que explica los resultados que hasta el momento está teniendo.

Iniciando con el aspecto en el que han tenido resultados positivos, la ofensiva, es indudable que el equipo está bateando y es el equipo que más poder ha demostrado hasta el momento. Los rojos son líderes del torneo en cuadrangulares (11) y extrabases (31), mientras que son primeros en SLG (.417) y segundos en OPS (.767) y cuartos en promedio de bateo (.255). Adicionalmente, son el segundo conjunto con más carreras impulsadas (48).

Sin embargo, cuando analizamos las otras dos facetas del juego nos percatamos que sin importar lo bien que se han visto con el bate los Leones, están compitiendo contra sí mismos. El Escogido es el segundo peor equipo en efectividad con 5.40 y están empate con Águilas Cibaeñas por el peor promedio de hits y bases por bolas por entrada lanzada (WHIP) con 1.73 en 88.1 entradas de labor. Son el segundo equipo que más carreras ha permitido (70) con 53 de ellas siendo limpias. También han sido la tercera escuadra que más transferencias ha otorgado con 44 y el segundo conjunto con menos ponches del torneo con 71.

Defensivamente, los jugadores rojos han cometido 14 errores, la tercer mayor cantidad del torneo. Las pifias cometidas por los Leones se han convertido en 20 carreras sucias. A esto se le debe sumar que son el segundo equipo que más bases robadas ha permitido con 14 y adicionalmente, han convertido la menor cantidad de ‘doble plays’ con tan solo dos.

Estos números demuestran que debido a los resultados del cuerpo de lanzadores y a una defensa que ha estado jugando mal, el Escogido constantemente se ve en la necesidad de jugar desde atrás en la pizarra. En resumidas cuentas, no importa si pueden hacer diez carreras por juego, mientras permitan once. Sus resultados se mantendrán.

Lo importante para los Leones en estos momentos es que su ofensiva pueda seguir manteniendo el nivel y esperar una estabilización del cuerpo de lanzadores que les dé mejores resultados. Si ambos factores pueden combinarse, hay esperanzas para los rojos de evitar una tercera eliminación consecutiva de serie regular.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button

Adblock Detected

Desactive su bloqueador de anuncio, Para continuar disfrutando. De las mejores noticias deportivas.