Voleibol

La asunción de Julio Velasco en la Selección femenina de vóleibol de Italia marca la apertura del año olímpico

Brasilia, 8 ene (Prensa Latina) La tricampeona olímpica de voleibol, la cubana Mireya Luis, imparte hoy clínicas de ese deporte en el estado brasileño de Sao Paulo, como parte de la programación SESC Verano 2024.

Considerada por muchos críticos la mejor jugadora de voleibol de todos los tiempos, la exatleta está desde el sábado, y permanecerá hasta el 21 de enero, ofreciendo enseñanzas y charlas con el público, en 12 unidades del paulista Servicio Social del Comercio (SESC), totalmente gratuito.

Según el portal Noticia Preta, las actividades también contarán con la presencia de importantes atletas brasileñas que marcan historia en el voleibol nacional como Ana Moser, Fofão, Karin Rodrigues y Virna Rodrigues.

En su 29 edición, el SESC Verano trae este año el tema Se juega en el deporte, con una programación inspirada en los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de París 2024.

La programación reúne una variedad de experiencias, clases abiertas, instalaciones, festivales, presentaciones y recreaciones deportivas, siempre como un momento propicio para encuentros.

El objetivo es proporcionar oportunidades para que las personas se conecten, se involucren y elijan qué deportes desean explorar y practicar.

La misma fuente reseña que Luis, tricampeona olímpica (Barcelona-1992, Atlanta-1996 y Sydney-2000) y bicampeona mundial (Brasil-1994 y Japón-1998), comenzó en el deporte, a los 10 años, de manera inusitada.

Explica que, ante una elección de deportistas, estaba siendo dejado de lado por «su baja estatura para la modalidad (1,75 metros), entonces tomó una actitud que prácticamente cambió el rumbo de su vida: se detuvo frente a la profesora y dio un salto, logrando tocar el techo en el lugar. Inmediatamente fue colocada como la primera de la lista».

Durante su trayectoria ganadora dentro de la disciplina, refiere el sitio, la cubana «fue conocida mundialmente por su extraordinario empuje, golpear la bola alrededor de 3,35 metros de altura y por los ataques potentes y precisos, muchas veces indefendibles».

A lo largo de su carrera, protagonizó numerosos enfrentamientos con la selección brasileña de voleibol, que la consideró una de las adversarias más difíciles a bloquear.

Grabada en la memoria de muchos figura la discusión, net por medio, de Luis con Moser, entonces capitana, durante la semifinal de los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996, ganado por el sexteto cubano en un cerrado y acalorado partido que se definió en cinco sets.

Un año después de ganar su tercera medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Sídney (2000), la talentosa caribeña anunció su retiro.

Fuera de las canchas, integra el Comité Olímpico Internacional, es comentarista deportiva y actúa en el desarrollo del voleibol de playa de la federación cubana.

oda/ocs

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button

Adblock Detected

Desactive su bloqueador de anuncio, Para continuar disfrutando. De las mejores noticias deportivas.