BÉISBOL

Shota Imanaga y los Cubs acuerdan contrato de 53 millones de dólares por 4 años

Casi dos años después, al pensar en el cambio, Hernández lo califica ahora como una oportunidad que se le presentó para él demostrar el gran talento que tiene como pelotero.

El nueve de julio del 2022, los Leones del Escogido llevaron a cabo un cambio que por donde quiera que se mirase, no dejaba de ser arriesgado. En ese traspaso, enviaban a los Gigantes del Cibao a dos de sus peloteros jóvenes probados en la liga, aunque tenían muchísima proyección, y por si fuera poco, muy queridos por la fanaticada roja: Luis Liberato e Iván Castillo.

El traspaso, en el cuál llegaron cinco peloteros a los Leones, era difícil de asimilar para los escogiditas no solo por lo que salía del equipo, sino también porque había dudas con los que llegaban, excepto Otto López.

López retornaba a los Leones, y todo el mundo sabía lo que él podía hacer con el bate, pero los demás que llegaron al equipo en la transacción, lo hacían acompañados de muchas incógnitas.

Eloy Jiménez, quien por su condición de estelar en Grandes Ligas, las posibilidades de que jugara eran mínimas, que de hecho, al día de hoy no ha debutado con los rojos. Jordany Valdespín ya no era el mismo aquel bateador que azotó la liga con los Toros del Este (apenas bateó .069 con el Escogido). Y, queda Steward Berroa, cuya mejor credencial era su capacidad de robar bases.

Ese escenario hacía que el movimiento pareciera ser una derrota inmediata para el Escogido, sin embargo, el quinto integrante del traspaso, ha hecho valer la pena del mismo: Elier Hernández.

Hernández debutó de inmediato con los Leones la temporada pasada, pero no fue hasta la actual campaña cuando con su bate y su versatilidad como jardinero, hizo olvidar a Liberato y a Castillo.

“Yo me enteré del cambio estando en Estados Unidos, y después me enteré por quiénes fue que me cambiaron, pero al llegar al Escogido con un grandes ligas como Eloy Jiménez, eso me hizo sentir bien”, dijo Hernández a Listín Diario.

Casi dos años después, al pensar en el cambio, Hernández lo califica ahora como una oportunidad que se le presentó para él demostrar el gran talento que tiene como pelotero.

“Desde que me integré a los Leones me hicieron sentir como en una familia, y yo por mi parte lo vi como un chance para dar lo mejor de mí en un equipo que confió en mi talento, y gracias a Dios los resultados se están viendo”, añadió Hernández.

Debido a la profundidad que tienen los Leones con jugadores del outfield con Junior Lake, Héctor Rodríguez, Starling Marte y el puesto de designado siendo ocupado por Franmil Reyes, el tiempo de juego de Hernández ha tenido que ser compartido durante la temporada.

Sin embargo, esto no le ha impedido dejar su huella en el club, de tal forma que fue el héroe en varios partidos de la última parte de la temporada regular, y que a la postre le dieron la clasificación a los escarlatas.

“Durante mi tiempo en Grandes Ligas con Texas aprendí que siempre hay que estar preparado para cuando te toque la oportunidad, sea como un bateador o corredor emergente, jugar defensa o el día que el dirigente decida usarte como titular”, sostuvo el versátil jugador.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button

Adblock Detected

Desactive su bloqueador de anuncio, Para continuar disfrutando. De las mejores noticias deportivas.