BOXEO

Lester Martínez, orgullo del boxeo de Guatemala

Para el boxeo de Guatemala fue todo un acontecimiento. Y se explica, porque la velada de boxeo profesional fue difundida a toda Latinoamérica por ESPN KNOCK OUT por primera vez. Es que el boxeo de este país centroamericano no posee una gran historia y ahora, gracias a los puños y las victorias de Lester Martínez, empieza a figurar en el mapa internacional.

Fue el 23 de febrero cuando en Guatemala City, Martínez consiguió el campeonato Latino supermediano del WBC, tras noquear en 2 rounds al colombiano Rubén Angulo, con un estadio lleno, el excelente referato del panameño Héctor Afú y la pantalla de ESPN KNOCK OUT difundiendo las acciones.

Lester Normandy Martínez Tut posee una rica campaña como boxeador IBA y ya consiguió los títulos Latino de la WBO y WBA. Hoy, cuando suma 17 peleas todas ganadas, 15 por nocaut, es toda una esperanza, teniendo en cuenta que está en una categoría tan difícil y competitiva como la de los supermedianos, donde reina el Canelo Alvarez. “Para mí, la noche de Guatemala fue muy importante, no solamente porque se consiguió un nuevo título, sino también porque pude sentir de cerca el aliento de mi pueblo, de mi gente, cosa que hace rato no se daba”, afirma.

“La transmisión fue también una parte fundamental de esto, porque me vieron en toda Latinoamérica como estelarista, y todos sabemos lo que eso significa”, afirma.

Ya como amateur ha sumado varias e importantes conquistas, que no se lograban desde 1954, cuando el ya legendario José Julián Colón logró la medalla dorada en los 54 kilos en los Juegos Centroamericanos del Caribe. “Si, había pasado mucho tiempo sin ganar medallas en el boxeo de mi país, pero bueno, aquí estamos, trabajando y también soñando. Estoy viviendo en Omaha, Nebraska, pero tengo el corazón en mi país, por eso me emocioné mucho esa noche de triunfo. Confieso que me superó estar cerca de mi gente”.

Todo empezó de alguna manera para él en los Juegos Centroamericanos del Caribe en Barranquilla, Colombia (2018), en donde logró la medalla dorada. “Fue algo muy especial, porque en la pelea final, por la medalla dorada, me tocó enfrentar al cubano Arlen López, que era campeón mundial, olímpico y panamericano. Lo curioso es que Richard Steele (el mismo que fue árbitro de Chávez-Taylor entre tantas peleas) que ahora es manager, viajó para verlo a López… ¡Y terminó hablándome a mí para empezar de profesional! Yo ya tenía deseos de pasarme al campo rentado, así que todo fue muy fluido, gracias a Dios”, recuerda.

Medalla en el Mundial Juvenil de 2012, entre tantos logros, Lester Martínez tiene su propio ranking de boxeadores favoritos. “Mike Tyson, Julio César Chávez, Juan Manuel Márquez y Terence Crawford. Con él estuve haciendo guantes y, no hace falta decirlo, aprendí muchísimo, fue todo un placer”. Tiene más para agregar: “Lo de Juan Manuel Márquez fue algo extraordinario para mí, porque yo estaba peleando sin saber que él transmitía, así que cuando lo escuché reconocí su voz y fue tanta la emoción que empecé a desconcentrarme de la pelea, hasta que me dije que tenía que enfocarme, o iba a quedar mal conmigo, el público y encima con el gran Juan Manuel, un tremendo campeón”.

Se le nota el gran carisma y su llegada a la gente, aunque se considera muy tímido. Espera pelear pronto nuevamente en los Estados Unidos. Soltero, tiene tres hermanos y es el orgullo del Departamento de Petén, especialmente del barrio Candelaria. “Tuve que dejar mi familia a los doce años por el boxeo”, explica.

“Yo jugaba al fútbol y cuando andaba por los once años un primo me habló de un programa de becas para niños, y había que ir a Guatemala City, que está a unas cuatro horas de mi ciudad. Yo no era muy bueno en la escuela, jugaba de defensa central o de derecho al fútbol y, cuando tuve que elegir y cambiar por el boxeo, lo hice y por suerte, creo que no me equivoqué”.

Empezó a obtener campeonatos, a crecer y destacarse. Hoy está con el promotor Steven Reid, titular de Reid Boxing y con su manager, el ya mencionado Richard Steele. Es consciente de que su carrera, a los 28 años, está empezando a crecer. De buen físico, pegada dura, formado ya en competencias internacionales (en los clasificatorios para Rio 2016 pasó por Buenos Aires y perdió con Gabriel Maestre y Beto Palmetta), aquellos primeros pasos en el boxeo (medalla nacional Infantil en los 54 kilos en 2009) quedaron marcados con un debut especial.

También fue medalla dorada en los Juegos de América Central de 2011 y medalla de plata en el Campeonato Mundial para la Juventud en 2012, entre otras competencias de primer nivel. “Cuando hice mi primera pelea profesional, enfrenté ni más ni menos que a Ricardo Mayorga, él tenía 46 y yo 23, y por supuesto, ya no era el de antes, pero seguía siendo un apellido enorme”, cuenta. “Gané por nocaut técnico en el segundo round en mi propia ciudad, un 6 de abril de 2019, fecha que jamás olvidaré”.

Nacido el 17 de octubre de 1955 en San Benito, Petén, su medalla dorada en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de 2018 marcó un antes y un después para el boxeo de su país, ya que como quedó dicho, la última había sido lograda 68 años antes. Cuando le mencionamos al argentino Maravilla Martínez, ya que los une el apellido, no puede menos que decir “Uf, tremendo boxeador”.

Este Petenero que respira confianza, que inspira un espíritu ganador entre sus seguidores y que sueña con obtener más logros, empieza a ser una realidad firme. Guatemala, un país de 17 millones de habitantes, lo festeja. Y el boxeo Latino también.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button

Adblock Detected

Desactive su bloqueador de anuncio, Para continuar disfrutando. De las mejores noticias deportivas.